PALABRAS PARA EL CAMINO

Inicio » El Eco de la Palabra » 4 de febrero de 2017

4 de febrero de 2017

Follow PALABRAS PARA EL CAMINO on WordPress.com

Palabras para el Camino en Telegram

ENCUENTRO FECUNDO

Hoy es aniversario de un ENCUENTRO FECUNDO: Concepción Cabrera de Armida, madre y esposa y Félix de Jesús Rougier, sacerdote marista.

Para ambos este ENCUENTRO, planeado por Dios desde siempre, cambiaría sus vidas y sería muy fecundo para la Iglesia y la Espiritualidad de la Cruz.

Nosotros hoy, lo recordamos con agradecimiento; nosotros somos los beneficiados de aquel encuentro, nacimos de él. Gracias Señor por esas dos almas tuyas que han dado y darán tanto a tu iglesia.

SANTA ÁGUEDA
virgen y mártir

Joven siciliana que dio la vida por Cristo en Catania, durante la persecución del emperador Decio (251). Sus conciudadanos la invocan con mucha confianza, especialmente desde las erupciones del volcán Etna. Su culto se extendió pronto en el Oriente y el Occidente.

Hebreos 13,15-17.20-21

Que el Dios de la paz, que hizo subir de entre los muertos al gran Pastor, os ponga a punto en todo bien
Hermanos: Por medio de Jesús, ofrezcamos continuamente a Dios un sacrificio de alabanza, es decir, el fruto de unos labios que profesan su nombre. No os olvidéis de hacer el bien y de ayudaros mutuamente; ésos son los sacrificios que agradan a Dios. Obedeced con docilidad a vuestros dirigentes, pues ellos se desvelan por vuestro bien, sabiéndose responsables; así lo harán con alegría y sin lamentarse, con lo que salís ganando.

Que el Dios de la paz, que hizo subir de entre los muertos al gran Pastor de las ovejas, nuestro Señor Jesús, en virtud de la sangre de la alianza eterna, os ponga a punto en todo bien, para que cumpláis su voluntad. Él realizará en nosotros lo que es de su agrado, por medio de Jesucristo; a él la gloria por los siglos de los siglos. Amén. Palabra de Dios. 

Marcos 6,30-34

Andaban como ovejas sin pastor
En aquel tiempo, los apóstoles volvieron a reunirse con Jesús y le contaron todo lo que habían hecho y enseñado. Él les dijo: “Venid vosotros solos a un sitio tranquilo a descansar un poco.” Porque eran tantos los que iban y venían que no encontraban tiempo ni para comer. Se fueron en barca a un sitio tranquilo y apartado. Muchos los vieron marcharse y los reconocieron; entonces de todas las aldeas fueron corriendo por tierra a aquel sitio y se les adelantaron. Al desembarcar, Jesús vio una multitud y le dio lástima de ellos, porque andaban como ovejas sin pastor; y se puso a enseñarles con calma.

2017-02-04

A %d blogueros les gusta esto: