PALABRAS PARA EL CAMINO

Inicio » El Eco de la Palabra » 15 de junio de 2018

15 de junio de 2018

Follow PALABRAS PARA EL CAMINO on WordPress.com

Palabras para el Camino en Telegram

1 Reyes 19, 9a. 11-16

Ponte de pie en el monte ante el Señor

En aquellos días, cuando Elías llegó a Horeb, el monte de Dios, se metió en una cueva donde pasó la noche. El Señor le dijo: “Sal y ponte de pie en el monte ante el Señor. ¡El Señor va a pasar!” Vino un huracán tan violento que descuajaba los montes y hacía trizas las peñas delante del Señor; pero el Señor no estaba en el viento. Después del viento, vino un terremoto; pero el Señor no estaba en el terremoto. Después del terremoto, vino un fuego; pero el Señor no estaba en el fuego. Después del fuego, se oyó una brisa tenue; al sentirla, Elías se tapó el rostro con el manto, salió afuera y se puso en pie a la entrada de la cueva.

Entonces oyó una voz que le decía: “¿Qué haces, aquí, Elías?” Respondió: “Me consume el celo por el Señor, Dios de los ejércitos, porque los israelitas han abandonado tu alianza, han derruido tus altares y asesinado a tus profetas; sólo quedo yo, y me buscan para matarme.” El Señor dijo: “Desanda tu camino hacia el desierto de Damasco y, cuando llegues, unge rey de Siria a Jazael, rey de Israel a Jehú, hijo de Nimsí, y profeta sucesor tuyo a Eliseo, hijo de Safat, de Prado Bailén.” Palabra de Dios. 

Mateo 5, 27-32

El que mira a una mujer casada deseándola, ya ha sido adúltero

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: “Habéis oído el mandamiento “no cometerás adulterio”. Pues yo os digo: El que mira a una mujer casada deseándola, ya ha sido adúltero con ella en su interior. Si tu ojo derecho te hace caer, sácatelo y tíralo. Más te vale perder un miembro que ser echado entero en el infierno. Si tu mano derecha te hace caer, córtatela y tírala, porque más te vale perder un miembro que ir a parar entero al infierno. Está mandado: “El que se divorcie de su mujer, excepto en caso de impureza, la induce al adulterio, y el que se case con la divorciada comete adulterio.” Palabra del Señor. 

Capilla de Guadalupe. San Jerónimo, Aculco. Misa de 19,00

Inicio

Homilía 

Gracias 


2 comentarios

  1. AHÍ JESÚS… EN LA SUAVE BRISA

    ¿Dónde he de buscarte?

    Por todas partes
    en el oasis del camino…
    en el desierto desolado

    Más seguro es encontrarte
    en el rostro del hermano
    que a la vera del camino
    continuamente se cruza a mi lado

    ¿Dónde he de buscarte?

    Cuando todo parece nublarse
    Cuando me canso de lo rutinario del camino
    y pierdo de vista el horizonte

    Es entonces cuando me pregunto
    ¿Dónde he de buscarte?

    No estás en el ruido
    que me envuelve a cada paso
    ni en el activismo sin sentido
    ni el continuo sucederse
    de frías alabanzas

    Es entonces cuando me pregunto
    ¿en dónde he de buscarte?

    La respuesta es
    en la “Suave brisa”
    de la soledad y del silencio
    donde mejor
    siento tu Presencia

    Son esos momentos junto a Tí
    “Suave brisa” cuando encuentro
    consuelo para el agobio
    novedad para lo acostumbrado
    sentido para el “sin sentido”
    y frescor para el desierto que se forma
    con lo pesado y rutinario del camino

    ¿qué sería de mí, sin Tí “Suave brisa”
    que das “pausa” a mi camino
    “recuperas” mi cuerpo herido
    y “revives” mi alma
    desde lo más profundo
    ayudándome a mirar
    más allá de lo inmediato

    Sé que no estás
    aunque te busque
    en mis caprichos y deseos
    en el rutinario lamento
    de aquello que constantemente quiero
    dejando en mi corazón un hueco

    Estás en la “Suave brisa”
    de la soledad y del silencio
    de mi alma que te busca “pausadamente”
    y siempre anhelante

    Esa, Tu “Suave brisa”
    recibida de “tarde en tarde”
    es la que me posibilita
    a continuar en el camino
    y a encontrarte como siempre
    en el rostro del hermano

    Por eso no puedo vivir
    sin buscarte
    de “tarde en tarde”
    en la “Suave brisa”
    pues ahí te encuentras
    continuamente consolándome,
    Jesús amado

    Alma Acjemas

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: