PALABRAS PARA EL CAMINO

Inicio » La Brisa de la Palabra

Category Archives: La Brisa de la Palabra

Servidores del Reino

Introducción

Este próximo domingo (XI del Tiempo ordinario) la liturgia nos presentará la misión que Jesús encomienda a sus apóstoles al darse cuenta de la inmensa necesidad que hay de trabajadores.

La canción que oirás ahora, tiene que ver con este mensaje: necesitamos personas que SIRVAN al REINO. Que vayan y hagan lo mismo que hacía Jesús.

Jesús nos pide que OREMOS para que el dueño de la mies ENVÍE obreros a sus campos. Así que también todos nosotros OREMOS para que se haga realidad en nuestros ambientes un repunte de las vocaciones al sacerdocio y la vida religiosa en nuestra Congregación de los Misioneros del Espíritu Santo y en toda su Iglesia.

Letra de la canción

Servidores del Reino

Hombres con la mirada puesta en el horizonte
Jamás conformes con lo que ya se ha logrado
Impulsadores de la vida allí donde hace falta.

Hombres que no le teman a los golpes que les lanzan
Que estén dispuestos a apostar todo a una carta
Trabajadores por un Reino queeeee nos hace falta.

Hombres del mundo de carne y de hueso
Quizás con un algo que no sé expresar
Hombres que lleguen cansados a casa
Dispuestos a mañana de nuevo empezar.

Necesito hombres que ofrezcan sus brazos
Sus manos y piernas y me hagan llegar
Yo necesito hombres que tengan momentos
De un hondo silencio en que yo pueda hablar.

Servidores de lo que engendra la vida
Servidores de lo que nos trae la paz
Servidores de los pobres y pequeños
Servidores, portadores del Amor de Dios.
Servidores de quien no tiene esperanza
Servidores de quien está en soledad
Servidores de los que el mundo desprecia
Servidores porque han visto el Amor de Dios.

Hombres que no se rindan cuando las cosas no marchan
Pues la semilla necesita tiempo y agua
La obra de Dios no tardará ya más vendrá sin falta.

Hombres del mundo de carne y de hueso
Quizás con un algo que no sé expresar
Hombres que lleguen cansados a casa
Dispuestos a mañana de nuevo empezar.

Necesito hombres que ofrezcan sus brazos
Sus manos y piernas y me hagan llegar
Yo necesito hombres que tengan momentos
De un hondo silencio en que yo pueda hablar.

Servidores de lo que engendra la vida
Servidores de lo que nos trae la paz
Servidores de los pobres y pequeños
Servidores, portadores del Amor de Dios.
Servidores de quien no tiene esperanza
Servidores de quien está en soledad
Servidores de los que el mundo desprecia
Servidores porque han visto el Amor de Dios.

A %d blogueros les gusta esto: